Al séptimo día no descansó. Por fin el Málaga encontró la fórmula.

Al séptimo día no descansó. Por fin el Málaga encontró la fórmula. A Charles le ficharon para eso. Desenfundó la pistola y se cargó a la Real Sociedad, que volvió a ser un equipo confuso, de nubes y claros. Los nubarrones del comienzo hicieron mella. Diez minutos negros le sentenciaron.

544 minutos tardó el Málaga en celebrar su primer gol de la Liga. Tenía que ser Charles. Él encontró el tesoro. Hasta ese momento hacer un tanto parecía algo imposible. El oro se lo mostró Iñigo. Quiso salir jugando y se equivocó. Otro se hubiese quitado la pelota de encima. Problemas fuera. Cop estuvo rápido para aprovecharlo y ceder a Recio, que metió un buen balón. Charles, dentro del área, resolvió a lo grande. Controló con el pecho y fusiló a Rulli en su primer disparo. Fue en el 4'. También acertó con su segunda bala, tres minutos después.

Kameni sacó en largo e Iñigo se comió la pelota. Esta vez quiso mandar el balón a la grada y remató al aire. No dio una. Charles le robó la cartera y definió delante de Rulli con la frialdad de los brasileños que no bailan samba. Que los hay.

· VÍDEO: EL HAT-TRICK DE CHARLES

Todo se definió en que el Málaga salió con los ojos bien abiertos y se aprovechó de la Real, que saltó al campo colocándose las espinilleras y atándose los cordones. El equipo de Moyes regaló dos goles que pesaron demasiado.

De todos modos, la Real reaccionó pronto. Marcó Agirretxe al cuarto de hora de partido. Quedaba tiempo suficiente. La Real Sociedad encendió el interruptor, pero los dos tortazos que se pegó a oscuras le dejaron huella.

El conjunto donostiarra mandó (jugó en torno a Illarra) y generó ocasiones. Casi todo lo remató Agirretxe, delantero de dos perfiles. Duro como una roca y también fino, como en una vaselina que se estrelló contra el larguero.

El Málaga dio campo a la Real y se quedó con el territorio. Aunque Cop pudo hacer el tercero. Lo evitó Rulli, rapidísimo después de no atrapar una liebre lanzada por Duda.

Otra noche pantera
Tras el descanso, volvieron los nubarrones en Donosti. De la Bella casi se mete un gol (mandó su despeje al palo y provocó una cesión). No hubo daños no obstante.

La Real volvió a coger el toro por los cuernos. Siguieron las ocasiones y también Kameni bajo palos. Se lanzó como una pantera para despejar un derechazo de Agirretxe.

Mientras, el Málaga fue acercándose cada vez más a su portero. Más tras la expulsión por doble amarilla de Tissone. Sonó el toque de corneta de Moyes, que metió a Jonathas sin quitar a Agirretxe y minutos después ingresaron Xabi Prieto y Bruma. Toda la artilleria.

Al final, no hubo manera para la Real. Charles sentenció y cerró el partido en el que el Málaga, por fin, gritó gol. Por tres veces. Quedándose tranquilo de una vez por todas.

Quiénes somos REDFUTBOL TV

un grupo que informamos, sobre todo el deporte en vivo Redfutbol-tv la mejor web de Internet