André-Pierre Gignac y la bienvenida a Ricardo Ferretti

André-Pierre Gignac y la bienvenida a Ricardo Ferretti se llevaron la noche.

Aunque terminaron entre nervios, los dos golazos del francés, el regreso del "Tuca" tras dirigir al Tri y el triunfo de Tigres le dieron a los aficionados una noche redonda.

Ni bien había pisado Ricardo "Tuca" Ferretti el límite de la cancha, una gran ovación se comenzó a escuchar en la tribuna del Estadio Universitario.

La figura del entrenador de los Tigres, con su andar pausado, sereno y ya sin bigote, recorriendo solo la diagonal desde el vestidor hasta su banca, parecía más bien la de una figura del toreo partiendo plaza y recogiendo a su paso la ovación de sus admiradores.

Fue un tributo de respeto y de admiración al técnico de los Tigres, quien tras cumplir con éxito su breve paso por la Selección Mexicana, regresó a casa para cumplir con su encargo de clasificar a los auriazules a la Liguilla.

No pasaron muchos minutos para que una jugada de "taconcito" de Rafael Sobis a Javier Aquino fuera rematada de volea por el galo Gignac para que, emocionados, los hinchas saltaran de sus asientos.

"Ya se abrió el ostión", se escuchó decir a un aficionado mientras se frotaba las manos, como esperando que durante el partido una lluvia, como la que amenazaba por negros nubarrones en las alturas, se desgranara convertida en goles en la cancha.

En la banca "Tuca" disfrutó, al igual que los fans, del gol de Gignac. No necesitó brincar de emoción ni de aplaudirle, simplemente esbozó una sonrisa y asintió con la cabeza.

Para el inicio del segundo tiempo, mientras algunos fans apenas se acomodaban en las gradas, llegó el segundo gol de Gignac. De zurda, el refuerzo francés remató sin apuro para el 2-0 al 49'.

Tras de festejar su noveno gol en el torneo, Gignac se dirigió al área técnica con "Tuca" y al llegar con su entrenador levantó la pierna izquierda, para darle una patadita mientras Ferretti sacaba su mejor sonrisa mientras recibía el golpe del delantero.

Después, en la tribuna los cánticos no pararon. Pese al nerviosismo por el gol de los Tuzos, la afición salió feliz y convencida de que este equipo seguirá dándole alegrías.

Por: Martín Bandase llevaron la noche.

Aunque terminaron entre nervios, los dos golazos del francés, el regreso del "Tuca" tras dirigir al Tri y el triunfo de Tigres le dieron a los aficionados una noche redonda.

Ni bien había pisado Ricardo "Tuca" Ferretti el límite de la cancha, una gran ovación se comenzó a escuchar en la tribuna del Estadio Universitario.

La figura del entrenador de los Tigres, con su andar pausado, sereno y ya sin bigote, recorriendo solo la diagonal desde el vestidor hasta su banca, parecía más bien la de una figura del toreo partiendo plaza y recogiendo a su paso la ovación de sus admiradores.

Fue un tributo de respeto y de admiración al técnico de los Tigres, quien tras cumplir con éxito su breve paso por la Selección Mexicana, regresó a casa para cumplir con su encargo de clasificar a los auriazules a la Liguilla.

No pasaron muchos minutos para que una jugada de "taconcito" de Rafael Sobis a Javier Aquino fuera rematada de volea por el galo Gignac para que, emocionados, los hinchas saltaran de sus asientos.

"Ya se abrió el ostión", se escuchó decir a un aficionado mientras se frotaba las manos, como esperando que durante el partido una lluvia, como la que amenazaba por negros nubarrones en las alturas, se desgranara convertida en goles en la cancha.

En la banca "Tuca" disfrutó, al igual que los fans, del gol de Gignac. No necesitó brincar de emoción ni de aplaudirle, simplemente esbozó una sonrisa y asintió con la cabeza.

Para el inicio del segundo tiempo, mientras algunos fans apenas se acomodaban en las gradas, llegó el segundo gol de Gignac. De zurda, el refuerzo francés remató sin apuro para el 2-0 al 49'.

Tras de festejar su noveno gol en el torneo, Gignac se dirigió al área técnica con "Tuca" y al llegar con su entrenador levantó la pierna izquierda, para darle una patadita mientras Ferretti sacaba su mejor sonrisa mientras recibía el golpe del delantero.

Después, en la tribuna los cánticos no pararon. Pese al nerviosismo por el gol de los Tuzos, la afición salió feliz y convencida de que este equipo seguirá dándole alegrías.

Por: Martín Banda

Quiénes somos REDFUTBOL TV

un grupo que informamos, sobre todo el deporte en vivo Redfutbol-tv la mejor web de Internet