De principio a fin, la noche fue de André-Pierre Gignac.

De principio a fin, la noche fue de André-Pierre Gignac.

Y claro, el francés no le quedó mal a los más de 41 mil aficionados que llenaron el Estadio Universitario ni a los Jaguares de Chiapas, que son sus clientazos.

Previo al inicio del encuentro, Gignac recibió los tres trofeos Balón de Oro que no pudo recibir el pasado 9 de julio en Los Ángeles por estar concentrado con la Selección de Francia para la Final de la Eurocopa.

Enrique Bonilla, presidente de Liga MX, y Alejandro Rodríguez, presidente de Tigres, le entregaron los reconocimientos. El delantero europeo ganó las categorías de Mejor Jugador, Mejor Delantero y Mejor Goleador de la temporada pasada.

La afición lo celebró en grande con aplausos y gritos de apoyo.

Ya en el partido, Tigres batalló para encontrar el gol después de que en la primera parte tres oportunidades quedaron sólo en exclamaciones en la tribuna, tras disparos de Javier Aquino y Gignac que iban con etiqueta de gol, además de los reclamos en la cancha de Ismael Sosa, quien exigía al arbitro el cobro de un penal, pero se llevó la tarjeta amarilla.

En la parte complementaria, el francés aprovechó un pase de Aquino para fusilar al arquero jaguar y marcar así el único gol del partido, su segundo tanto del torneo. Gignac corrió a una banda, se hincó, persignó y festejó eufórico con la afición.

Y tenía que ser ante Chiapas, equipo al que le ha marcado siete goles en cinco encuentros.

Un gol era poco y así lo hizo sentir el público que abucheó en algunos lapsos del partido, como pidiendo al equipo ir al frente y brindar un mejor espectáculo en casa.

Esta vez Tigres no pudo golear a Jaguares, pero ya tendrán otra oportunidad de agradarle a su afición en dos semanas ante el campeón Pachuca.

Quiénes somos REDFUTBOL TV

un grupo que informamos, sobre todo el deporte en vivo Redfutbol-tv la mejor web de Internet