Los milagros de "El Duva"

Amante de la lucha libre, ferviente creyente de Dios, buen amigo, mejor hijo y ahora convertido en una leyenda del deporte mexicano es el clavadista tapatío Germán Sánchez.

El doble medallista olímpico apodado "El Duva", por su parecido con el niño usado como imagen del dulce Duvalín, se ha ganado el respeto y la admiración de quienes lo conocen por su agradable y educada forma de ser, por su positivismo a la vida, su sentido del humor y porque parece estar de buen ánimo en todo momento.

"Qué Dios te bendiga, hermano", es la frase más común que utiliza al despedirse de alguien, siempre mostrando una inmensa sonrisa.

En el Code Jalisco, donde entrena y vive, él saluda a todos. Al igual que se queda platicando con los empleados del estacionamiento, lo hace con los alberqueros, los de la limpieza y con los chefs del comedor.

Si bien el subcampeonato olímpico de Londres 2012 en plataforma sincronizados, junto con su gran amigo y compañero Iván García, lo colocó en la élite del deporte mexicano, la sorprendente medalla de plata que ayer obtuvo en plataforma 10 metros individual de Río 2016 lo instaló en el sitio más alto, el que sólo las leyendas pueden ocupar.

Y si algo identifica al "Duva", lo es ser un guerrero para salir adelante ante las adversidades de vida que se le han presentado.

Batallando desde hace cinco años con lesiones en sus hombros, incluso fue operado en diciembre del 2012, en este ciclo olímpico no tuvo la preparación ideal al tener que medir sus esfuerzos en cada entrenamiento, bajo la atenta mirada de su entrenador Iván Bautista.

"La medalla del 'Duva' fue casi un milagro", reconoció ayer el propio Bautista, resaltando la dedicación y enjundia de su pupilo de los últimos meses para recuperarse de las lesiones.

Por esa molestia en la articulación, apenas en junio del año pasado, Sánchez tuvo que ausentarse de los Juegos Panamericanos Toronto 2015, pero tres semanas después sacó la casta con el subcampeonato en el Campeonato Mundial Kazan 2015, en plataforma sincronizados.

En Río 2016, el quinto sitio en sincronizados de Sánchez y García pareció un mal resultado al ser considerados favoritos al podio, pero una vez más tuvo su revancha días después.

Ya en la prueba individual, Germán quedó en el sitio 12 de la ronda Preliminar y de ahí inició su ascenso. Ayer, en la Semifinal matutina escaló al lugar 9, y unas horas después deslumbró con seis clavados bien ejecutados que le entregaron un inesperado podio olímpico.

Por Alejandro Peña

Quiénes somos REDFUTBOL TV

un grupo que informamos, sobre todo el deporte en vivo Redfutbol-tv la mejor web de Internet