"Gigante de Acero", los Rayados ya sólo pueden presumir el apodo.

De su casa, el "Gigante de Acero", los Rayados ya sólo pueden presumir el apodo.

El Estadio BBVA Bancomer ha dejado de imponer a los rivales que visitan al Monterrey en la Liga y desde el cierre del torneo anterior ya no pesa como en sus inicios.

Ni los más de 50 mil seguidores rayados presentes en cada juego ni las incesantes porras de la afición albiazul han logrado que el Monterrey retome el camino del triunfo en casa.

De los últimos 10 partidos como local, incluyendo la Liga y Liguilla del Clausura 2016, los Rayados sólo registran tres victorias, por cinco empates y dos descalabros.

Desde aquella derrota contra Toluca en la última fecha del torneo pasado, La Pandilla entró en una racha negativa jugando ante su gente.

En la Liguilla, el Monterrey perdió ante los Tigres, venció al América e igualó en la Final contra Pachuca, empate que le costó el título al cuadro de Antonio Mohamed.

Ya en la presente campaña, los Rayados no han perdido en el BBVA, sin embargo, suman sólo dos victorias, por cuatro empates.

Comenzaron igualando ante Puebla y Cruz Azul; después vencieron al Necaxa; empataron con Xolos, golearon a Santos y finalmente el punto del fin de semana contra América.

Incluso, el sábado al finalizar el partido contra las Águilas, el técnico Mohamed lamentó que no estén en zona de Liguilla por tantos empates como local.

La cifra de los recientes 10 juegos contrasta considerablemente con los primeros 16 juegos de La Pandilla en su nuevo hogar.
Desde su inauguración, los partidos como local habían sido casi una garantía de alegría para los seguidores rayados con 11 triunfos, cuatro empates, y sólo una derrota.

La racha positiva incluye el Apertura 2015 y hasta la penúltima jornada del Clausura 2016, que fue cuando acabó el paso triunfal del equipo jugando ante su público.

En su primer torneo, el Monterrey jugó ocho partidos, con saldo de cuatro victorias por cuatro empates, manteniendo el invicto en la Liga.

Para el Clausura 2016, el equipo se convirtió en una aplanadora jugando como anfitrión al ganar siete de sus nueve juegos disputados, sólo cayó ante las Chivas, derrota que significó acabar con el invicto en el BBVA Bancomer, además de la caída ante Toluca en la Jornada 17.

El desenlace del torneo pasado y lo que va del presente han sido para el olvido para unos Rayados que comenzaron a cimentar su poderío gracias al "Gigante de Acero", mote que hoy sólo refleja la majestuosidad del estadio, pero en la cancha, las alegrías son muy escasas.

Quiénes somos REDFUTBOL TV

un grupo que informamos, sobre todo el deporte en vivo Redfutbol-tv la mejor web de Internet