Ismael Sosa y Andy Delort ayer le hicieron el día al jefe.

Ismael Sosa y Andy Delort ayer le hicieron el día al jefe.

Alejandro Rodríguez, presidente de Tigres, disfrutó y gritó como nadie los últimos dos tantos de su equipo ante Pumas, un partido que vivió cerca de su afición y que lo mantuvo al filo de su asiento de principio a fin.

Visitar CU siempre es un drama para el directivo, pues ahí ya se coronó campeón, pero ayer volvió a sufrir, aunque otra vez terminó con un final feliz.

A pocos metros los seguidores se animaban a saludarle, solicitarle fotos y algunos hasta le pedían que sacar a Delort, quien no los convenció en los primeros minutos.

Pero el directivo pedía tiempo al tiempo, sólo se preocupaba por ver el partido, aunque no logró ver el primer tanto, el de Lucas Zelayarán, pues un par de aficionados le taparon la visibilidad.

El tanto de Matías Britos calmó un poco la intensidad del "Inge" y el medio tiempo también hizo su parte, pues el presidente se dio tiempo para comer los clásicos tacos de canasta que siempre ofrece la directiva de Pumas a sus invitados.

Eso sí, al lado tuvo la compañía de José "Gringo" Torres y a Luis "Chaka" Rodríguez, quienes constantemente eran procurados para que nada les faltara dentro del palco.

El segundo tiempo desató al mandamás, pues los goles de Delort y Sosa los festejó más que nadie: primero el del francés, que lo celebró con las manos haciendo la seña del número "9" a la afición, y luego el de Sosa, que gritó y alzó los puños en señal de victoria.

Cuando el duelo terminó, el "Inge" fue el primero en abandonar el palco y enfilarse a los vestidores, tiempo después salió al autobús a la par de los jugadores y volvió a tomarse fotos con algunos seguidores que esperaron cerca del lugar.

Quiénes somos REDFUTBOL TV

un grupo que informamos, sobre todo el deporte en vivo Redfutbol-tv la mejor web de Internet