Mexica inicia su hexagonal contra estados unidos

Que si el frío, que si la ausencia de mexicanos, que si la maldición...

Quienes fueron víctimas en cada una de las visitas a Estados Unidos en el Hexagonal advierten que México puede ganar y que Columbus no es tan complicado como lo pintan.

Claudio Suárez en 2001, Jared Borgetti en 2005, Pável Pardo en 2009 y José de Jesús Corona en 2013 mordieron el polvo en el Mapfre Stadium y aun así desestiman dicha sede.

Hoy México abre el Hexagonal justamente en su Waterloo, la casa predilecta del "Dous a Cerou". En charlas con CANCHA, las cuatro víctimas coinciden en que hoy la historia dará un giro.

"Escogen esa sede, todos lo sabemos, donde está más apartada de la comunidades mexicanas, pero eso está de lado, lo más importante es estar convencidos de que realmente se puede y jugarles de tú a tú", dijo el portero Corona.

Chuy alude a jugar con futbolistas de bastante estatura, al menos cinco, para contrarrestar a las torres estadounidenses.

Titulares en cada partido en Columbus, los ex jugadores descartaron que el clima o la casi nula afición mexicana sean factores de mucho peso, como sí lo son las distracciones y la desesperación para abrir a un rival muy organizado defensivamente. Suárez enfatizó que en 2001 comenzaron esas fatídicas combinaciones de los fallos de la defensa y el portero, así como los goles al principio o final de cada uno de los tiempos.

"El frío sí, lógico no está uno tan acostumbrado a jugar con clima muy extremoso, mucho frío, pero creo que de eso no hubo tanto problema, más que nada lo que veo es que cometimos estos errores, Estados Unidos los aprovechó, la cancha no estaba en muy buenas condiciones", comentó Claudio.

Cuatro años después, Borgetti, quien todavía ostenta el récord de máximo goleador del Tricolor, tampoco pudo hacer nada para evitar la caída en dos acciones a balón parado.

"Es cierto ya van cuatro procesos que se van y se ha perdido por dos a cero, pero yo no lo veo como algo muy complicado, yo lo veo más del lado de que para ellos es como una plaza que los hace sentirse fuertes porque les ha funcionado, así como México el Azteca", comentó Borgetti.

Pardo jugó tanto en 2005 como en 2009. Reconoció que en el proceso de Ricardo La Volpe incluso se manejó la posibilidad de ceder la iniciativa a Estados Unidos y darle una cucharada de su propia medicina, pero al final se optó por la lealtad al estilo mexicano.

"México tiene que hacer lo mejor, jugar bien, y la única forma en que tendría que cambiar es poner atención en la pelota parada, en las distracciones o en los errores que pueda cometer porque así ellos lo han aprovechado y es la forma en como han ganado", comentó.


Por Edgar Contreras / Enviado

Quiénes somos REDFUTBOL TV

un grupo que informamos, sobre todo el deporte en vivo Redfutbol-tv la mejor web de Internet