Tigres festejo en la macro plaza el pase a la final.

La época de oro del futbol regiomontano sigue en su etapa de máximo esplendor. Primero Rayados y ahora Tigres.

Tan pronto se escuchó el silbatazo final de César Ramos anoche en el Estadio Universitario, se oyó un anuncio por el sonido local: "Señoras y señores, ¡Tigres está en la Final!".

La multitud celebró frenéticamente el pase de la escuadra auriazul y comenzó a frotarse las manos ante una eventual revancha ante el América, que doblegó a los felinos en la Final del Apertura 2014 y en la Final de la Copa de Campeones de la Concachampions este año. Pero el Necaxa puede decir otra cosa.

La Ciudad vivirá su tercera Final de Liga consecutiva. Tigres disputó la del Apertura 2015, Rayados la del Clausura 2016 y ahora los felinos buscarán otro título en el Apertura, como hicieron en el 2011, 2014 y 2015.

Varios jugadores de la UANL mostraron su humildad ante el éxito tras ganar la Semifinal al León. Jesús Dueñas y Hugo Ayala agradecieron con una oración y mirando hacia el cielo.

Dos horas antes, los 41 mil aficionados rindieron tributo al equipo brasileño Chapecoense, que sufriera un accidente aéreo cuando viajaba a Medellín para disputar la Final de la Copa Sudamericana.

El público levantó cartones blancos, en la tribuna norte del estadio se desplegó una manta gigantesca con un moño negro en señal de luto. Un puñado de niños se colocaron en la mitad de la cancha para soltar unos globos blancos.

Los jugadores de Tigres portaron el logo del "Chape" en una manga de su jersey. El minuto de aplausos y las imágenes del conjunto brasileño en la pantalla gigante conmovieron a mucha gente.

Ya en el partido, la hinchada felina hizo su papel de "jugador número 12". Los Libres y Lokos cantaron casi todo el encuentro y su coro contagió al resto de la multitud, que presionó al León con "buuus" cuando se acercaba a la meta de Nahuel Guzmán.

"¡Para ser campeóóón hoy hay que ganaaar!".

"¡Y dale, dale, Tiguerees, la hinchada hoy te viene a veeer!".

"¡Grite todo preferente, grite general tambiééén, que si no gritamos todooos, parecemos Monterreeey!".

El gol de Luis Montes que puso en ventaja al León le bajó algunos decibeles al coro monumental, pero antes de irse al descanso, "el hijo adoptivo" del hipnotizador John Milton, André-Pierre Gignac, le volvió a subir al volumen con su gol.

"¿Este año no vamos a ir a San Antonio para la Navidad", le preguntó un niño a su padre.
"No, pero nos vamos a traer el recalentado al Universitario".

Por Marco Almaraz

Quiénes somos REDFUTBOL TV

un grupo que informamos, sobre todo el deporte en vivo Redfutbol-tv la mejor web de Internet