Desorden en la liga mx

Una crisis sin precedentes se desató anoche en el futbol mexicano.

Ofendidos por la manera en que los directivos del balompié nacional trataron los casos de dos silbantes agredidos físicamente por futbolistas en los partidos de la Copa MX de media semana, los árbitros decidieron que no pitarán los juegos de la Jornada 10 del Torneo Clausura 2017.

La determinación fue dada a conocer unas horas antes del encuentro Veracruz-Puebla, que se jugaría ayer a puerta cerrada.

Acorralados por la decisión, los directivos de la Liga MX determinaron suspender todos los encuentros de la jornada futbolera, mismos que buscarán reprogramar.

"Los árbitros designados para dicha jornada se han negado a prestar sus servicios, decisión que fue tomada de forma unilateral", indica un comunicado.

Ésta es al menos la tercera ocasión en que se suspende una jornada completa. La primera fue en la temporada 1978-79, también por un paro arbitral, así como después del terremoto de 1985 en la Ciudad de México.

Ayer, lo que ocasionó la revuelta fue el anuncio de la Federación Mexicana de Futbol, que suspendió al americanista Pablo Aguilar 10 partidos por el cabezazo que propinó al árbitro Fernando Hernández al terminar el partido del miércoles pasado entre Xolos y Águilas.

Igualmente, Enrique Triverio, del Toluca, recibió ocho juegos de suspensión por haber tenido contacto físico con el silbante Miguel Ángel Flores.

El inciso N del artículo 18 del Reglamento de Sanciones establece que la agresión a un árbitro se castiga con la expulsión por un año para el autor de la misma.

Quiénes somos Unknown

un grupo que informamos, sobre todo el deporte en vivo Redfutbol-tv la mejor web de Internet