Yo pedí productos como si fuera a jugar México otra vez, lleno total

"Yo pedí productos como si fuera a jugar México otra vez, lleno total, como nos dijeron cuando cerramos ayer (domingo) y llego hoy (lunes) y me dicen que siempre no", compartió la dueña de uno de los puestos de comida en el Estadio de los Charros.

Y es que los concesionarios de la comida y bebida del inmueble se fueron el domingo por la noche con prácticamente todos los elementos de sus menús agotados y con la idea de que el lunes por la noche les esperaba otro lleno total y, por consecuencia, otro excelente día de ventas.

"Llego, hay muy poca gente y ahora me quedarán muchísimos productos. Traje como si la entrada fuera a ser de 16 mil personas otra vez por ser México y no sé cuántos vengan ya", agregó la molesta y al mismo tiempo preocupada dueña.

Fue tanta la demanda de alimentos y bebidas durante todo el Clásico Mundial de Beisbol, tomando en cuenta las dobles carteleras y los juegos de México, que muchos locales agotaron sus productos cerca del final del día, e incluso las ventas por juego se han duplicado en comparación a los juegos de los Charros de Jalisco, cuando en promedio entran cerca de 8 mil personas a sus encuentros.

El sentimiento de tristeza en el caso de los concesionarios fue doble, pues además de no contar con su País en el juego de desempate, sus productos se quedarán en el refrigerador, en lugar de en las manos, y estómagos, de los clientes.

Quiénes somos Unknown

un grupo que informamos, sobre todo el deporte en vivo Redfutbol-tv la mejor web de Internet